Estoy segura de que alguna vez en tu vida has jugado Super Mario Bros, este famoso juego que describe las aventuras de Mario y Luigi con el fin de rescatar a la Princesa (Peach) quien fue secuestrada por un rey. Los jugadores deben enfrentarse a los monstruos de cada uno de los niveles correspondientes para liberar a la princesa.

Muy bien, quiero que te quedes con esta imagen de Super Mario Bros para poder explicarte que hay un mundo más real de lo que te imaginas dentro de ti: la vida espiritual.

¿Qué le hace ruido a tu corazón?, ¿Acaso el corazón oye?

Cuando hablo del corazón no me refiero a ese músculo que nos da la vida. En este caso me refiero a eso que hay dentro de ti, que extrañamente “oye y siente”, que es tu alma.

Constantemente el ser humano está en búsqueda de algo y me atrevo a decir que es porque el corazón anhela siempre algo mayor. No basta con conseguir lo que humanamente deseamos, sino una verdadera conquista que se arraiga en algo que no vemos, algo sobrenatural.

Tú y yo tenemos fe de esta fuerza que viene de Dios pero nuestra capacidad de sentidos, como la vista, no nos permite verla… Pero en la poca experiencia que he podido tener, y con la ayuda de mis directores espirituales, he entendido que la vida espiritual es mucho más real de lo que nosotros imaginamos.

Y hablo de esto porque quiero que estés atento o como se dice en mi país: tienes que estar ¡pilas!

“Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quién devorar” 1 Pedro 5,8

Imagina que estás en el juego que mencioné al inicio, tienes que huir de lo que te hace caer, de los monstruos que quieren quitarte la vida para que no cumplas tu objetivo final… ¡si no estás atento mueres! Y probablemente no tengas tantas vidas para volver a empezar.

Algo similar es lo que sucede en el mundo real: tanto en el mundo interior (del corazón) , como en el mundo terrenal. Existe la vida y la muerte: la primera llamada “vida de gracia” y la segunda “pecado mortal”.

Super Mario GIF - Find & Share on GIPHY

Es muy fácil perder la vida de gracia cuando estamos descuidados o débiles ante cualquier situación: la crítica, la envidia, el deseo de poder… ponle el nombre que más te hace ruido según tu realidad personal. Estos son “monstruos” que nos hacen pecar (o morir) y no nos dejan alcanzar nuestra meta final.

Y aunque ellos siempre van a estar, no debes tener miedo. Existen medios concretos que nos pueden ayudar a robustecer el alma para luchar contra ellos. Por eso quiero dejarte 3 consejos que, en lo personal, me ayudan a recargar mi mundo de vidas para no desistir del camino hacia mi objetivo final: la santidad.

1. Acude a la confesión 

Cuando caemos o pecamos nuestra línea de vida se interrumpe, ya no es continua como en el dibujo anterior, esta línea se llena de vacíos, lo que significa que el alma muere.

Mario GIF - Find & Share on GIPHY

Sólo con la confesión podrás reparar esa continuidad y llenar de vida tu “línea”.

2. Ve a misa 

Aunque ir los domingos es esencial, te recomiendo que trates de ir a misa un día adicional a este. La misa nos ofrece el verdadero alimento de vida: la Eucaristía ¡el mismo Cristo! para llenarnos de Él y poder tener la fuerza que necesita nuestra alma. Cuánto más cerca estés de Jesús más parecido tendrás con Él.

3. Busca un director espiritual

La dirección espiritual es otro de los medios. Nos ayuda a perseverar en el camino. Ellos (los directores espirituales) son como un pedacito de Cristo en la tierra, nos orientan y nos ayudan a buscar las “estrategias” para esquivar los monstruos que nos hacen caer. A veces ellos ven lo que nosotros no, pues es el Espíritu Santo quien los acompaña en esta dirección.

Todo camino tiene dificultades, requiere de esfuerzos y sacrificios, tanto en el mundo virtual como en el real, algunas veces tendremos la oportunidad de tener un “Play again” pero no esperes que llegue el “Game over”.

“Luchar por la santidad no quiere decir que tenemos que luchar por ser perfectos, recuerda que ser santo no es igual a perfección, es aumentar tu capacidad de amar”.

¿Ya conoces nuestra sección de Ask? Si tienes dudas sobre la fe, envíanos tu pregunta a través de este botón.

Survey


¿Qué tan seguido rezas el Rosario?

Francisco Says

¿El Papa de las redes?

¿Quieres estar al día con todo lo que el Papa Francisco dice y publica a través de sus redes? ¡Síguelo […]