Considero que, las dos últimas películas de esta saga no han sido creadas para niños sino para adultos. Si sacamos cuentas, Toy Story, fue estrenada en el año 1995. Por lo que 14 años después, parte de los que queremos seguir viendo a Woody y a Buzz en acción, no somos niños.

Para quienes no han visto la película, les recomiendo dejar de leer este review. Ya que, puede que encuentren algunos spoilers y no quiero ser yo quien arruine su ilusión. 

Les dejo el trailer para que nos situemos en contexto: 

1.Puesta en escena 

Sin duda alguna de las cuatro películas de Toy Story, esta para mi, es la mejor a nivel de animación y diseño. Es increíblemente impresionante ver las animaciones recreadas, los detalles en la ropa de los personajes, el sonido, la iluminación, etc. 

Le otorgo un 5/5 a este aspecto. 

2.Trama

Debo confesar, a modo muy personal, que la trama de esta película me aburrió. Sentada en el cine, llegó un punto que vi mi reloj y pensé: “A la peli le quedan unos 40 minutos más. ¿Qué tanto puede pasar en ese tiempo?”. 

Con esto no quiero decir que sea una mala trama, simplemente siento que no da mucho de qué hablar y menos aún después de la tercera película; en donde todos lloramos, reímos y sentimos angustia con muchas de las escenas. 

Le otorgo un 4/5 a este aspecto. 

3.Moralidad

Este es el punto al que realmente quería llegar. Por los momentos no tenemos indicios graves en películas de Disney donde se falte a la moralidad. Sin embargo, en Toy Story 4 hay un aspecto que me encantaría resaltar. 

Desde el comienzo de la película logramos reconocer a los personajes de siempre: Buzz, Sr. y Sra. Papa, T-Rex, Woody… pero aparece un nuevo “juguete” desde muy temprano en la película: Forky. 

Bonnie en su primer día en el Jardín de Niños, crea con algunos materiales que Woody extrajo de la basura a Forky. Este comienza una lucha muy particular de volver al bote de basura y Woody trata de evitárselo porque Bonnie lo amaba. 

Hay una frase que me llamó mucho la atención cuando estaba viendo la película; Forky le dice a Woody en algún momento que lo deje volver al bote de basura porque él “no es un juguete”. Le dice que él no pertenece a ese mundo porque él fue creado con desechos y debe volver a la basura donde sí pertenece. 

De esta conversación entre Forky y Woody podríamos analizar muchísimas cosas, pero para no ponerme intensa, quiero dejarte algunas preguntas o puntos a reflexionar: 

  • ¿A dónde perteneces? ¿Dónde te sientes seguro?

  • Nuestra naturaleza radica en Dios y por eso San Agustín afirma: “Mi corazón está inquieto hasta que no descanse en ti”. ¿Sientes esa necesidad de constantemente volver a Dios?

  • ¿Sientes que está en el lugar correcto? ¿En el lugar en donde Dios te ha pensado? 

Para terminar quiero invitarte a que compartas tus comentarios sobre la película y a su vez recordarte que solo los que son como niños alcanzarán la vida eterna. 

¿Ya conoces nuestra sección de Ask? Si tienes dudas sobre la fe, envíanos tu pregunta a través de este botón.

Survey


¿Qué tan seguido rezas el Rosario?

Francisco Says

¿El Papa de las redes?

¿Quieres estar al día con todo lo que el Papa Francisco dice y publica a través de sus redes? ¡Síguelo […]