El ayuno, la abstinencia y los propósitos de Cuaresma

En un abrir y cerrar de ojos, LLEGÓ LA CUARESMA ¿y ahora?