En menos de una semana se suicidaron Anthony Bourdain, chef renombrado internacionalmente, Kate Spade diseñadora de moda y empresaria y la hermana de la reina de holanda Máxima de Holanda.Ya ha habido mucho de qué hablar sobre esto. Forbes se pregunta por qué y Time nos dice que está mal envidiar a los famosos. Muchos  han honrado su memoria de varias formas. Pero, lo que no se ve o lo que pareciera que nadie se pregunta es:, cuál será la raíz del problema. Por eso te invito a hacerte esta pregunta hoy: ¿Cuál es el sentido de la vida? ¿El sentido de tu vida?

Albert Camus empieza su obra, “El Mito de Sísifo” con estas líneas:

“No hay más que un problema filosófico verdaderamente serio: el suicidio. Juzgar si la vida vale o no vale la pena de vivirla es responder a la pregunta fundamental de la filosofía. Las demás, si el mundo tiene tres dimensiones, si el espíritu tiene nueve o doce categorías, vienen a continuación.”

Esta pregunta no solo es fundamental para la filosofía sino para nuestra vida como seres humanos.

No busco con este artículo decirte el sentido de la vida. Como bien saben los adultos es una pregunta compleja y que parece no tener una solución. Busco con este escrito darle la importancia que se merece este tema para la reflexión e investigación personal. Somos capaces de grandes cosas los seres humanos, pero existimos para mucho más que ser famosos chefs y exitosas diseñadoras de moda. No juzgo a Anthony, ni a Kate ni quiero hablar mal de ellos. El suicidio es un misterio y más que tratar de entenderlos busco aprovechar la situación para reflexionar.

¡No pierdas el asombro!

Las grandes preguntas filosóficas de la vida como la que acabamos de nombrar o, ” ¿Por qué morimos?”, “¿Por qué hay sufrimiento?”, “¿Existe un Dios? ¿Cuál es?”… no tienen respuestas fáciles pero esto no significa que no haya respuestas. Son preguntas que hacíamos de niños, cuando aún nos asombrábamos por todo en la vida y, teníamos la audacia de preguntar cosas de las que no nos podíamos ni imaginar la respuesta. Preguntas como, “¿Por qué es azul el cielo?” son ejemplo de una curiosidad metafísica (meta- más allá) del niño que vamos perdiendo al ser adultos porque nos vamos acostumbrando al gran misterio de la vida. Perdemos el asombro y nos arrutinamos.

¿Cuál es el sentido de todo?

Pero entonces, ¿cuál es el sentido de la existencia humana? ¡Vaya pregunta!Fíjate cómo vamos por la vida como en una carrera por ser mejores, ganar más, ser mejor hijo, mamá, novia o profesional pero ni sabemos por qué. Cómo un coche de Fórmula 1 que se desgasta hasta el máximo en una carrera pero ni sabe por qué lo hace.

Esta pregunta nos la debemos de hacer muchísimo más. Hacer un alto y mirar hacia atrás, hacia adelante… ¡hacia adentro de nosotros mismos! Hemos llegado al espacio, al quark y sin embargo no logramos conocer el sentido último de mi propia existencia!

Anthony Bourdain en una entrevista dijo lo siguiente,

“Tengo un principio operativo de que estoy perfectamente dispuesto, si no ansioso, de creer que estoy completamente equivocado sobre todo. Tengo un tatuaje en mi brazo, que dice, en griego antiguo, “no estoy seguro de nada”. Creo que es un buen principio operativo. Me encanta ir a un lugar pensando que va a ser de una manera y teniendo todo tipo de preconceptos o prejuicios estúpidos, y luego incluso de una manera dolorosa y embarazosa, demostrarme que estaba equivocado. Me gusta eso. Si puedes ser un poco más inteligente sobre el mundo todos los días, es una victoria. Acabo de regresar de Irán, y el ejemplo perfecto: entré pensando en todo tipo de cosas, y tenía todas las expectativas, todo lo que pensé que sabía o sospechaba, salió al revés.”

Me parece sabio y hasta prudente el dudar de todo o el estar abierto a que la vida me sorprenda o sobre todo aceptar que nunca lo sabré todo. Pero, a mí no me gustaría vivir sin ninguna certeza. Obviamente Bourdain en la entrevista se refiere más a su trabajo de experto en comida, no creo que haya basado su vida en este tatuaje que llevaba en el brazo. Pero, aún así, muchos -demasiados diría yo- vivimos como si no pudiéramos tener certeza del sentido de la vida o como si ni siquiera tuviera un sentido la vida. Y, estaría bastante justificable si pudiéramos decir que después de haber leído más de 100 libros sobre el tema y buscado honestamente por varios lugares y con personas sabias no hubiéramos encontrado una respuesta.

Pero, lo peor es que tal vez hemos leído uno o dos libros sobre el tema y hayamos descartado nuestra pregunta como una pérdida de tiempo. Una pérdida de tiempo la pregunta que le daría sentido a todo. A las horas de Netflix, a las vacaciones, a las despertadas el lunes por la mañana, al café con amigos, a lavarse los dientes… ¡A todo!

Por eso te invito a hacerte de nuevo esta pregunta, como cuando eras niña o niño. No deseches esos cuestionamientos como pérdidas de tiempo. Añoramos tantas cosas de nuestra infancia y la respuesta a esta pregunta es una de esas cosas. Kate Spade expresó esto de una forma más humana y centrada en el deseo de la niñez: 

“Jugar a vestirse empieza a los 5 y nunca se acaba realmente.” -Kate Spade

“La pregunta sobre el sentido de la vida empieza a los 5 y nunca se acaba realmente…”-Kate Spade

¿Ya conoces nuestra sección de Ask? Si tienes dudas sobre la fe, envíanos tu pregunta a través de este botón.

Survey


¿Qué tan seguido rezas el Rosario?

Francisco Says

¿El Papa de las redes?

¿Quieres estar al día con todo lo que el Papa Francisco dice y publica a través de sus redes? ¡Síguelo […]