Después de la entrega de los Emmys me quedé intrigada con una serie que recibió muchos premios y yo no tenía idea de que existía. No fue sino hasta hace poco que me di la tarea de descubrir por qué había causado tanto alboroto. Advierto que si no quieren que les arruine la sorpresa, no deberían leer este review y solo deben sentarse a verla si tienen Amazon Prime.

Hay tres cosas que me encanta encontrar en las series: una historia de familia natural (mamá, papá e hijos), así como vestuario de finales de los años 50s, vestidos hermosos, guantes y sombreros elegantes;  y a una mujer con el papel principal. No lo digo por ser feminista o porque crea en estas ideas de igualdad de género, sino porque me es más fácil relacionarme con las historias contadas desde una perspectiva femenina. Más si se trata de una joven judía de 27 años, recién casada, que ya es madre y ama de casa, como yo. Cuando ponen todos esos elementos en escena pienso: vale la pena darle un vistazo.

Aquí les dejo el trailer por si no la han visto:

Ahora sí, comparto mi opinión sobre esta serie.

Puesta en escena

Amy Sherman-Palladino, creadora de Gilmore Girls, deja claro que hay una mujer detrás de toda la producción. Los detalles de vestuario, escenografía, iluminación y reparto hacen sentido y dan cohesión a la historia. La narrativa tiene un ritmo acelerado, asemejándose bastante a la personalidad del personaje principal y sin duda al final de cada episodio te quedas con ganas de saber qué pasará después y qué giros tendrá dependiendo de lo que decidirá hacer la Maravillosa Mrs Maisel.

Tema

El tema es muy sencillo, se nos abren las puertas a la vida matrimonial de Joel y Miriam Maisel, una pareja de jóvenes poco maduros que apenas empiezan a consolidar su identidad como pareja. ¿Serán esposos tradicionales que siguen los pasos de sus padres en temas de negocios, religión y vida social? ¿O, más bien se adaptarán a los tiempos modernos?

Lamentablemente una infidelidad por parte de Joel hace que este proceso de crecer en pareja se vea interrumpido y obliga a Miriam a cuestionarse qué necesidad tiene de ser “la mujer perfecta.”  Advierto que a partir de este punto ya me dejó de encantar la historia, porque la vida de Miriam sin Joel parece que es “libre” y después de separarse de su esposo por un tiempo, resulta ser más intrépida, sale por las noches, como si tener esposo te impidiera divertirte. Es entonces cuando por buscar entretenerse empieza a coquetear con la idea de tener una carrera propia en el mundo de la comedia (stand up comedy).

Aplaudo sin duda la construcción del personaje de Miriam Maisel, quien constantemente se ve agobiada porque a su corta edad ya tiene esposo, hijos, una casa y apariencias que cuidar entre la comunidad judía del Upper West Side de la gran manzana. En estas circunstancias del matrimonio fallido, encuentra que la comedia es un perfecto mecanismo de defensa para ventilar la frustración de su situación actual. Miriam se sabe graciosa, y disfruta contar historias de su vida privada frente a una muchedumbre de extraños, con cinismo y vulgaridad. Sus actuaciones se reducen a hablar en el escenario sobre todo aquello que duele y le confronta en su realidad cotidiana.  

Fuertemente influenciada por su manager y amiga, Susie Myerson, Miriam dejará de verse como la víctima de la historia para convertirse en el acto principal. Cuando esto sucede, se da un cambio polarizado en el personaje. Pasa de ser la mujer de Joel, a ser una estrella deseando brillar. La sed por la fama es ahora el motor que la impulsa a querer ser la mejor comediante, no solo para probar a su esposo que ella sí puede lograr lo que él jamás podrá, sino también por orgullo femenino que dirige la mayor parte de la narrativa de la historia.

Tristemente en este punto la familia ya no juega un rol principal. Lo alentador es que Joel aún no sale de su corazón y la posibilidad de concederle el perdón está en puerta.

¿De qué dependerá que Miriam le dé o no una nueva oportunidad a su esposo? Hasta ahora creo que solo habrá reconciliación si Joel quien acepta los anhelos de fama de Miriam y la apoya en construir su carrera en el mundo de la comedia. Sé que toda esta narrativa no suena como la mejor recomendación de un sitio espiritual, pues depicta un matrimonio no tan ejemplar; pero pienso vale la pena ver una historia basada en conflictos de pareja que nos pueden ayudar a reflejar nuestros ideales y problemas a través de una pantalla. Para mí resulta valioso que en pleno 2018 se tome como tema central el matrimonio, la vida en pareja y el valor de la familia.   

Moralidad

Yo colocaría a esta serie en un 5 de 10 en cuanto moralidad. Apenas va la primer temporada y como dije anteriormente hay una fuerte inclinación por presentar a la mujer con hambre de fama, de éxito profesional y de revancha contra los errores de su esposo. Obviamente la historia no se enfoca en la felicidad que le produce ser madre y cuidar de sus pequeños hijos, los niños son únicamente relleno del cuadro de “la familia perfecta”.o que sí me gusta es que a pesar del lenguaje vulgar y las múltiples groserías, la historia no se ha concentrado en atiborrar la pantalla con escenas de sexo y erotismo innecesario. Como advertí, apenas es la primera temporada y puede que el segundo round de episodios me decepcione, pero por ahora concluyo que si no tienes algo que ver en tu lista de “watch next”, intentes ver Marvelous Mrs Maisel y al menos el vestuario elegante y su arrasadora personalidad te darán algo en qué entretenerte un rato.

El 5 de diciembre se estrenó la segunda temporada y una vez que vea en qué va la vida de Miriam, les seguiré dando mi opinión.

 

¿Ya conoces nuestra sección de Ask? Si tienes dudas sobre la fe, envíanos tu pregunta a través de este botón.

Survey


¿Qué tan seguido rezas el Rosario?

Francisco Says

¿El Papa de las redes?

¿Quieres estar al día con todo lo que el Papa Francisco dice y publica a través de sus redes? ¡Síguelo […]