Muchos hemos pasado por ese momento frío al encontrarnos de frente con la tentación de la pornografía: solos, frente a una pantalla, con un mundo de posibilidades a solo un click de distancia. Luego, por un instante podemos pensar en las consecuencias negativas que puede tener esta caída, o recordamos un compromiso que hicimos por defender nuestra pureza, y tenemos que tomar la decisión: ¿Caer o no caer?

Si quieres decidir no caer, aquí te dejo unos pasos a seguir para evitar la tentación con éxito:

¡Corre!

Aléjate de la tentación lo más pronto que puedas. La primera recomendación para estos momentos -a diferencia de cuando luchas con pecados que no son de la carne- es no enfrentar directamente ese pensamiento que te invita a caer, pues es muy probable que si ahorita te enganchas a discutir con la tentación, pierdas la batalla. Cierra la pestaña, apaga el teléfono, desconecta el internet, haz lo que haga falta, pero escapa rápido.

¡Busca gente!  

Si hay gente en tu casa, acércate a ellos y busca entablar una conversación de cualquier tema, invítalos a hacer algo, o prepara una merienda para todos. Y si no hay nadie en casa, sal a comprar algo, o a visitar a algún familiar. Mientras estés acompañado no vas a caer.

¡Haz algo útil!

Una vez que hayas superado la tentación inicial, busca hacer una actividad que te distraiga y que sea útil para ti o para tu familia: limpia los platos, arregla el closet, baña a tu perro, trabaja en ese proyecto que tienes pendiente, etc. Esto te ayudará a pensar en otra cosa, a crear un vínculo mental que te indique que puedes ser una mejor versión de ti mismo cuando evitas la tentación, y permitirá que pase el tiempo y te calmes.

¡Pide ayuda!

Acércate a Dios con una oración, y pídele que te permita mantener tu pureza y ser fiel a tus convicciones e ideales de vida. La Virgen María siente una gran debilidad por sus hijos que se acercan en momentos de desesperación, y ella, como madre de la pureza, intercederá por ti. También puedes llamar a algún amigo que esté caminando este camino contigo, confiarle tu dificultad, y pedirle ayuda.

¡Descarga!

Ahora, trata de salir a hacer ejercicio, o incluso hazlo en tu casa o cuarto. Eso ayudará a tu cuerpo a drenar energías, te dará un ‘boost’ de hormonas que te hacen sentir feliz, y te ayudará a dormir mejor, pues tu cuerpo estará más cansado. (Esto aplica para tu día a día en general: ejercitarte con frecuencia te ayudará a evitar el momento inicial de tentación)

¡Crece!

Lo lograste, saliste de la tentación sin caer, y ahora estás orgulloso de ti. Aprovecha este momento para crecer en tu camino de castidad: anota que cosas te llevaron a estar tan cerca de caer, para que puedas evitarlas en un futuro, y también anota qué te ayudó a mantenerte firme, para que puedas repetirlo la próxima vez.

——————

Todos estos consejos son para ese momento clave de tentación inicial, y se pueden aplicar de distintas maneras a largo plazo para no llegar a ese punto, pero eso queda para otro artículo 😉

Recuerda, Dios no te permite estar cerca de una tentación sin antes darte la gracia para que la superes… ¡Haz todo lo posible por no caer!

“Pero Dios es fiel y no permitirá que sean tentados por encima de sus fuerzas. En el momento de la tentación les dará fuerza para superarla.” – 1 Corintios 10, 13

Y en caso de que ya sea tarde, y ya viste o hiciste algo que sabes que está mal, busca recibir el perdón de Dios a través de los sacramentos lo más pronto posible, y vuelve a empezar con más fuerza. Santo es aquel que después de caer mil veces, se levanta mil y una. Dios en su infinita misericordia te perdonará y te dará fuerzas para seguir.

¡Sí se puede!

Y si todavía no estás convencido de las razones por las que ver pornografía te hace daño a ti, a tus relaciones y a tu entorno, aquí te dejo algunos recursos que pueden ayudarte a entender un poco más sobre este tema:

 

¿Ya conoces nuestra sección de Ask? Si tienes dudas sobre la fe, envíanos tu pregunta a través de este botón.

Survey


¿Qué tan seguido rezas el Rosario?

Francisco Says

La contraseña de vida

  El Papa Francisco se encontró esta tarde con miles de jóvenes, a quienes les propuso guardar una especial contraseña […]