La actitud marca la diferencia

«¿Qué actitud tenemos rente a la angustia de nuestro prójimo?, ¿tenemos los ojos abiertos, oramos o nos dormimos como los tres discípulos?» – Papa Francisco