¿Tú eres parte de las millones de mujeres que usan anticonceptivos? Ya sea que tomes una pastilla diaria, te pongas un parche, tengas un implante en el brazo o que traigas un dispositivo intrauterino… déjame decirte que existe una opción MEJOR que no daña tu órgano reproductor y que no tiene efectos secundarios. SÍ, los métodos naturales te permiten evitar o lograr un embarazo sin necesidad de que te estés haciendo un daño que podría ser irreversible. 

 Ya sé que la primera reacción es pensar “eso no funciona”, o recordar aquella historia que te contaron de la prima de una amiga que intentó hacerlo y aún así resultó embarazada. Pero déjame darte más información sobre detalles de las fases de tu ciclo que CASI NINGÚN DOCTOR te comparte y MUY POCAS SABEMOS. Tal vez después de leer esto te interesa aprender más y buscas a alguien que pueda ayudarte a hacer la transición hacia una vida libre de anticonceptivos. 

Quiero aclarar que la información que se proporciona está basada en lecturas y materiales desarrollados por WOOMB  y BOMA las organizaciones a cargo de difundir el Método de Ovulación Billings de manera Internacional y en Estados Unidos. Puedes visitar estos dos links si quieres conocer más sobre el método que está científicamente corroborado a través de la observación de ciclos de 850,000 mujeres.

Empecemos a tumbar mitos:

1.- Solo las que son “regulares” pueden llevar métodos naturales

Por lo general te dicen que para seguir un método natural hay que contar, medir y registrar cosas que te suceden para compararlos contra la norma de lo que debería estar pasando en tu momento del ciclo. Pero la realidad es que cada mujer tiene su propio ciclo, y cada ciclo tiene sus variaciones.  El Método de Ovulación Billings permite que todas las mujeres descubran sus propios patrones y a partir de la anotación diaria en una simple gráfica se identifican los días de fertilidad y los días en los que no hay posibilidad de quedar embarazada.

¿Cómo estar tan seguros que te pueden decir cuándo eres fértil? Pues la conclusión de los doctores John y Evelyn Billings es que toda mujer cuentan con 4 fases: menstruación, periodo donde se muestra un patrón básico de infertilidad, sus días fértiles y finalmente días de completa infertilidad (fase lútea). Estas características no están sujetas a duración, sino al funcionamiento del ciclo femenino que necesita completar procesos para llegar de una menstruación a otra. Así que no importa si tu ciclo dura 20 días o más de 40… todas pasamos por las mismas etapas. 

OJO: se ha comprobado que el método del Ritmo no resulta eficiente justo porque los días que se cuentan después del sangrado pueden variar para cada mujer. El Método Billings NO ES el método del Ritmo

2.- No puedes saber con exactitud cuándo vas a ovular

INCORRECTO, tras comparar las observaciones de doctores en Suecia, Australia y Estados Unidos, y usar registros de estudios desde 1950 hasta 1980, se identificó que la ovulación femenina está acompañada de la presencia de un moco que aparece en la cérvix. Este moco puede ser identificado por todas las mujeres ya que produce una sensación resbalosa que se percibe por la vulva.

Si necesitas buscar un diagrama del útero y sus partes sugiero lo hagas ahora para ver dónde están estas partes de las que lees. Y ahora piensa en todas las veces que has confundido tu “periodo” con un bajón de algo distinto que no era sangre. Hay días de humedad vaginal que muchas asocian con falta de higiene, infecciones o alguna variación de orina. Pero esa mucosidad que a veces se observa al ir al baño es parte de los indicadores naturales del cuerpo que están anticipando la ovulación.

Es necesario ser cuidadosa con la observación de esta presencia de moco cervical, ya que no todas presentan la misma cantidad, apariencia o duración. Por eso el Método de Ovulación Billings recalca la importancia de llevar un registro diario de sensación y apariencia. Así podrás posteriormente identificar con claridad cómo y cuándo aparece este signo de fertilidad a lo largo del mes y el día en el que se produce la ovulación. 

3.- Los católicos hacen esto de los métodos naturales porque oprimen a las mujeres 

Si eso fuera verdad no tendríamos tantos ejemplos de Santas en la Iglesia. Ninguna mujer pintaría como figura importante en nuestra historia. Santazas como Teresa de Ávila (proclamada doctora de la Iglesia), Santa Gianna Mola (médico de profesión y canonizada hace poco), o la mismísima Virgen María, serían ignoradas.

La Iglesia aplaude y venera a todas las mujeres que con su ejemplo de amor y donación han venido a “humanizar” más este mundo. Que con sus conocimientos, talentos y sacrificios, nos han enseñado a todos la cara del amor verdadero. La Iglesia cree que ellas y todas las mujeres merecen la mejor recompensa, el cielo y la vida eterna. Pero eso solo se gana por decisión propia, y para llegar ahí hay “una puerta angosta” (Lucas 13, 24), no una “carretera amplia” como de la de aquella canción del grupo de rock ACDC.  

Así que bajo esta concepción de que todos merecemos el cielo, porque Jesús vino a pagar un precio muy caro por nuestra salvación, podemos concluir que lo que no le parece bien a la Iglesia es el pecado. ¿Pero por qué es pecado tener relaciones sexuales? No es pecado tenerlas, siempre y cuando sea dentro del Sacramento del Matrimonio, con el hombre o la mujer a la quién hayas hecho tus promesas y con quien estés dispuesto a participar en el plan de co-creación de Dios. Se reserva para el matrimonio porque simple y sencillamente eso de dar vida es algo muy serio que no debería tomarse como juego o actividad recreativa. Es un acto de amor, de entrega y que requiere del compromiso de una pareja que comprende la responsabilidad de amar y educar a un nuevo ser humano.

4.- La Iglesia pide usar métodos naturales para que los católicos tengan muchos hijos

¡Falso! La prueba más relevante sobre la postura de la Iglesia en el tema de anticonceptivos está en la encíclica Humanae Vitae que escribió el Papa Pablo VI. Él profetizó que el uso y abuso de anticonceptivos nos traería una nueva misconcepción social de las relaciones sexuales y escribió en 1968 que las relaciones maritales se verían afectadas, que habría una alza de divorcios, que la promiscuidad entre jóvenes se vería agravada y que la infidelidad sería más común. ¿No le atinó el Papa a todas sus predicciones? 

Lo que la Iglesia enseña es que el matrimonio es una vocación de servicio. Así como las personas eligen un trabajo, así también se debería elegir un estado de vida a través de cual se pueda servir a la sociedad. Los que se sienten llamados a la vida de pareja y a formar una familia, deben entonces experimentar la sexualidad como un regalo, estando abiertos a la vida y entregándose por completo el uno al otro. La iglesia no condena las relaciones sexuales, sino que sabe lo que implica, pide que se mantengan exclusivas del matrimonio. 

Los métodos naturales entonces no son para tener muchos hijos, sino para espaciar aquellos que la pareja desee tener. Si solo pueden y deciden tener 2 ó 3, pues entonces se utilizan las normas naturales del cuerpo femenino para evitar más embarazos. Se aprende a leer el ciclo de fertilidad femenino con la ayuda de un método científico comprobado y normas como las que enseñan al aprender el Método de Ovulación Billings. 

Si quieres saber más te invito a que visites la página de www.billings.life/es/ y leas sobre cómo te puedes liberar del peso de los anticonceptivos, o cómo puedes usar este método para lograr la concepción. Hay mucho que se comparte en las relaciones de pareja, ¿por qué no compartir también la alegría de ser fértiles y estar abiertos a la vida? Se puede hacer sin necesidad de dañar sus cuerpos. Se puede tener una paternidad responsable y además vivir de acuerdo a las enseñanzas de la Iglesia. 

¿Ya conoces nuestra sección de Ask? Si tienes dudas sobre la fe, envíanos tu pregunta a través de este botón.

Survey


¿Qué tan seguido rezas el Rosario?

Francisco Says

¿El Papa de las redes?

¿Quieres estar al día con todo lo que el Papa Francisco dice y publica a través de sus redes? ¡Síguelo […]