Hacia finales del año pasado Mike Posner, autor de la famosa canción I took a pill in Ibiza, lanzó un nuevo tema titulado: Live before I die.

No sé cuántos de ustedes han puesto atención a la letra de I took a pill in ibiza, en la cual Mike narra su propia historia de decepción con la propia vida. Tenía todo lo que un joven podría desear a su edad: dinero, viajes, coches, chicas, sin embargo, una y otra vez repite: you don’t wanna be high like me (que en una traducción no literal sino de sentido diría: “tú no quieres ser como yo”). Muchas veces idolatramos a nuestros cantantes favoritos y envidiamos sus vidas, creyendo que son felices con todo su dinero y fama, pero si prestamos atención muchas veces no es así, e incluso nos pueden dar alguna lección de vida.

En este nuevo tema el cantante abre de nuevo su corazón y nos comparte sus aprendizajes durante una experiencia personal muy particular: cruzar de este a oeste los Estados Unidos a pie, una aventura en la que Mike buscaba encontrarse consigo mismo y VIVIR, y en la que también se topó con dificultades que superar. Si aún no has escuchado la canción y visto el video oficial te lo dejo aquí:

Mi estrofa favorita es en la que Mike lanza una oración a Dios después de haber dejado la droga y la bebida. Es una oración que deja entrever una conversión en su interior después de una vida insatisfecha:

So, dear Lord, won’t you please
Give me wisdom, grant me peace
‘Cause I just wanna live before I
Live before I die
Die
Live before I die

Entonces, querido Señor,
¿no me vas a dar sabiduría? Dame paz,
porque yo solamente quiero vivir antes de,
vivir antes de morir,
morir,
vivir antes de morir

Muchas veces creemos que la felicidad se encuentra en el éxito material, en la fama, en el dinero, pero hay experiencias en la vida que nos revelan que la verdadera felicidad va más allá de todo eso, se trata de VIVIR plenamente, siendo nosotros mismos, sin máscaras ni apariencias. Esta es la experiencia que Mike hizo durante su dura travesía por los Estados Unidos, tal como él mismo lo dice en su video: “I walked to become someone I’m actually proud of” (“caminé para llegar a ser alguien de quien de hecho estoy orgulloso”).

Nuestra vida es un camino que tenemos que recorrer con perseverancia, sin rendirse en los momentos difíciles, para madurar con el tiempo nuestra propia identidad, para llevar a cabo el plan que Dios tiene sobre nosotros, y así llegar a ser alguien de quien nosotros mismos podamos sentirnos orgullosos, y no solamente nosotros, sino todos aquellos para quienes nuestra vida es significativa, pues también somos felices y vivimos plenamente en la medida en que nos sentimos amados y en la medida  en que descubrimos que nuestra vida no es indiferente para otros. Y si acaso crees que no eres amado o que tu vida no importa a nadie, no puedes olvidar que a los ojos de Dios tú eres precioso, Él te ama, y para Él tú vales infinitamente, pues es tu Padre que te ha creado.

Pidamos al Señor sabiduría y paz, como Mike en su canción, para que podamos VIVIR plenamente antes de morir, y así, morir, o más bien, ingresar a la vida eterna con la alegría de sabernos amados y con la alegría de que mi vida fue significativa para mí, para los demás y sobre todo para Dios.

¿Ya conoces nuestra sección de Ask? Si tienes dudas sobre la fe, envíanos tu pregunta a través de este botón.

Survey


¿Qué tan seguido rezas el Rosario?

Francisco Says

¿El Papa de las redes?

¿Quieres estar al día con todo lo que el Papa Francisco dice y publica a través de sus redes? ¡Síguelo […]

Privacy Preference Center