Hace unos días publicamos un artículo sobre las parejas que no pueden tener hijos… 

La infertilidad es un problema que puede llegar a causar mucho sufrimiento en la pareja que la padece. El hecho de que una pareja que tiene todo lo necesario materialmente, todas las ganas y la buena intención para tener hijos, y sin embargo no pueda tenerlos, es realmente paradójico y es un misterio que sólo Dios sabe por qué permite.

Ante este tipo de situaciones, viendo que la intención de la pareja es buena, se plantea esta pregunta: ¿no estaría bien procurar tener a estos niños por medio de técnicas de reproducción asistida? A continuación vamos a evaluar una por una las principales técnicas de reproducción asistida que se practican hoy en día.

Inseminación artificial

¿En qué consiste? Obtención del esperma e introducción del mismo en el aparato reproductor femenino mediante instrumental especializado.

Efectividad: Embarazos por ciclo en mujeres entre 25 y 29 años: 12.94%. (2013) FUENTE: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3859121/

Juicio ético: X

¿Por qué?

  •         Se despersonaliza el acto de la procreación al participar un tercero (el médico) en la concepción. Todo ser humano tiene derecho a ser concebido dentro de una unión de amor, no como producto de un artificio técnico.
  •         Los espermatozoides provienen de una masturbación o de un procedimiento, no de un acto de amor. Se separa el aspecto procreativo del aspecto unitivo en el acto sexual.
  •         En caso de que el esperma sea donado por un tercero (inseminación heteróloga), se rompe la unidad de la familia como unidad padre-madre-hijo y surgen varios dilemas éticos, legales y existenciales sobre quién sería el verdadero padre del hijo: ¿el genético o el que pagó?

Fertilización in vitro y transferencia de embriones (FIV-TE)

¿En qué consiste? Obtención de espermatozoides y de óvulos. Fecundación de óvulo en una probeta o mediante inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI). Implantación del óvulo fecundado (embrión) en el útero.

Efectividad:

  •         Bebés nacidos vivos por ciclo en mujeres menores de 35 años: 37.1%. (2014) FUENTE: ftp://ftp.cdc.gov/pub/Publications/art/ART-2014-Clinic-Report-Full.pdf
  •         Bebés únicos nacidos vivos, a término (no prematuros), con peso normal en mujeres menores de 35 años: 23.2% (2014) FUENTE: ftp://ftp.cdc.gov/pub/Publications/art/ART-2014-Clinic-Report-Full.pdf

Juicio ético: X

¿Por qué?

  •         Mismas objeciones del caso anterior sobre la despersonalización del acto sexual y la separación de los aspectos unitivo y procreativo.
  •         Se manipulan embriones humanos ya fecundados, que según la ciencia son ya seres humanos únicos e irrepetibles y según la Iglesia Católica ya tienen alma. Hay un riesgo altísimo de aborto, por eso se fecundan varios óvulos (aproximadamente 10) por cada ciclo, se intenta con uno o dos “a ver si pegan”, y se desechan o congelan los sobrantes.
  •         Incrementa hasta 25% el riesgo de malformaciones en el embrión.
  •         Incrementa el riesgo de complicaciones y prematurez.
  •         Efectos secundarios en la mujer por la sobreestimulación ovárica a la que se somete para obtener varios óvulos.
  •         Los embriones congelados se dañan, y es un verdadero dilema ético el tener seres humanos guardados en un congelador durante años. Muchas veces los padres dejan de pagar por su mantenimiento y los descongelan.
  •         En caso de una donación heteróloga de gametos, ocurre el mismo dilema ético, legal y existencial de quiénes serían los verdaderos padres y madres del hijo: ¿el padre que pagó o el que donó los espermas? ¿La madre que pagó, la que donó el óvulo o la que lo gestó?
  •         En caso de que los gametos sean comprados, muchas veces varía el precio de los gametos dependiendo de la raza del donador, de sus características físicas, de su nivel de educación, etc. ¡Estaríamos cayendo en un eugenismo a la Hitler!

Transferencia intratubárica de gametos (GIFT)

¿En qué consiste? Obtención de espermatozoides y de óvulos. Transferencia de ambos gametos a la trompa uterina, de manera que se dé la fecundación en su lugar natural. Está técnica es obsoleta y prácticamente ya no se practica.

Juicio ético: √/X

  •         Puede ser antiético por las mismas objeciones de los casos anteriores sobre la despersonalización del acto sexual, la separación de los aspectos unitivo y procreativo y la donación heteróloga.
  •         Algunos bioeticistas proponen que no sería antiético si los espermatozoides, en vez de obtenerse mediante una masturbación o un procedimiento, se obtienen de la eyaculación del hombre dentro de la vagina de su pareja, y luego se recogen y transfieren hasta la trompa uterina, puesto que no sería sustitutivo del acto conyugal natural sino que solo lo asistiría.

Gestación subrogada

¿En qué consiste? Se produce un embrión por medio de fertilización in vitro con los gametos de los padres y se implanta en el útero de otra mujer.

Juicio ético: X

  •         Las mismas objeciones que se presentan en el in vitro.
  •         Se rompe la unidad de la familia y surgen dilemas éticos y legales sobre quién sería la verdadera madre del bebé: ¿la que pagó, la que donó el óvulo o la que gestó al bebé?
  •         Un embarazo conlleva muchos riesgos, sobre todo si es concebido mediante in vitro, y muchas veces se recurre a mujeres del tercer mundo a las que se les paga una suma de dinero para gestar al bebé.
  •         Literalmente se está pagando por “mandar a hacer” un ser humano. Si la compra-venta de órganos es ilegal, ¿cómo podría ser legal o ético alquilar un útero?
  •         Trauma psicológico tanto para el bebé como para la madre gestante al verse obligados a separarse.

Naprotecnología, ¿alternativa católica o medicina de verdad?

Además de todas estas técnicas artificiales sustitutivas del acto conyugal, existe una alternativa que no es sustitutiva de la relación natural entre el hombre y la mujer, es respetuosa de la dignidad de la vida humana y verdaderamente científica. La licitud ética de las técnicas de procreación asistida no depende de si son artificiales o no, sino de si respetan o no los valores de la dignidad de la vida humana, la unidad de la familia y la naturaleza del acto sexual humano.

¿En qué consiste? Identificar la causa de la infertilidad, curarla y lograr la concepción en un acto conyugal natural.

Efectividad: Depende de la causa de la infertilidad, es hasta 3 veces superior al de la fertilización in vitro (IVF).

FUENTES

https://www.naprotechnology.com/infertility.htm

http://www.popepaulvi.com/PDF/NaPro-vs-ART.pdf

Juicio ético:

¿Por qué?

  •         No es sustitutivo del acto sexual conyugal, sino que lo asiste.
  •         Es verdaderamente un procedimiento terapéutico, ya que trata de solucionar el problema subyacente causante de la infertilidad.

Sin embargo la Naprotecnología es muy poco conocida, tanto que en Latinoamérica hasta ahora sólo existe una clínica de ginecólogos NaPro, ubicada en México, y es muy triste ver cómo esto se debe en gran parte al interés económico por parte de los médicos y la industria farmacéutica. Las técnicas artificiales de reproducción asistida son mucho más caras, dan honorarios más altos y son mucho más fáciles de hacer que buscar y curar una enfermedad subyacente a la infertilidad. Un solo ciclo de fertilización  in vitro en EEUU cuesta alrededor de 9 mil USD, y usualmente no se logra el embarazo en un solo ciclo. Mientras que el costo promedio de un ciclo asesorado con NaPro es de aproximadamente 322 USD, y el costo del tratamiento varía mucho en función de la causa subyacente. FUENTE http://www.popepaulvi.com/PDF/NaPro-vs-ART.pdf

La infertilidad más que una enfermedad en sí, puede ser un síntoma de una enfermedad: un defecto hormonal, anatómico, ovarios poliquísticos, endometriosis, etc. El uso de las técnicas artificiales de reproducción asistida sin investigar la causa de la infertilidad, es anticientífico y deja a la mujer sin un diagnóstico y sin solucionar el problema que tenía, y es explotar una necesidad antropológica del ser humano para ganar dinero.

Además, según la Organización Mundial de la Salud, la infertilidad se define como la falla en la pareja de concebir después de 12 meses de relaciones sexuales sin el uso de métodos anticonceptivos en mujeres menores de 35 años, o después de 6 meses en mujeres a partir de los 35 años. Muchas veces se recurre a técnicas de reproducción asistida sin que pase el tiempo necesario para diagnosticar una verdadera infertilidad, cuando lo que realmente ocurre es que la pareja desconoce su ciclo de fertilidad.

Conclusión

El deseo de tener hijos y dejar una huella en el mundo que trascienda la propia existencia es natural en el ser humano y es una necesidad antropológica muy fuerte. Sin embargo, es necesario entender que un hijo siempre es un don, no un derecho ni un producto, y que no se puede exigir obtener a toda costa. Incluso en el caso de que fracasaran todas las técnicas naturales para intentar concebir, no se justificaría el uso de una técnica que esté en contra de la dignidad humana. Piénsalo, ¿estarías dispuesto a decirle a tu hijo que, para tenerlo, tuviste que abortar o congelar a sus demás hermanos, y que incluso él mismo estuvo en riesgo de perderse?

Es importante recordar que no se debe etiquetar a un solo miembro del matrimonio como el culpable de la infertilidad, sino que los dos son infértiles como pareja ya que son una sola carne y se juraron fidelidad en las buenas y en las malas, que se deben apoyar mucho en Dios para sobrellevar este sufrimiento, y que la adopción siempre es una alternativa.

Para aprender más sobre este tema, recomiendo este libro:

  • Ramón Lucas Lucas, Bioética para todos

¿Ya conoces nuestra sección de Ask? Si tienes dudas sobre la fe, envíanos tu pregunta a través de este botón.

Survey


¿Qué tan seguido rezas el Rosario?

Francisco Says

¿El Papa de las redes?

¿Quieres estar al día con todo lo que el Papa Francisco dice y publica a través de sus redes? ¡Síguelo […]