Todos alguna vez hemos organizado un viaje en carnavales…playa, montaña, alguna feria, la casa de campo. Unos días al comienzo del año para despejar la mente y relajarse, pero no siempre nos preguntamos ¿de dónde vienen estos días feriados?

Al decir carnaval a muchos nos viene a la cabeza los carnavales de Río de Janeiro, todo el derroche de fiestas, colores, sexo, bailes y mucha samba. Tal vez, unos menos famosos, los carnavales de New Orleans (The Mardi Gras) lleno de máscaras y rituales; si vives en Colombia, pues las famosas ferias y caravanas de Barranquilla. Cada país y región tiene su tradición durante los días de carnavales, algunas más nuevas que otras y aunque ellas sean diferentes el fin es el mismo: relajar cuerpo y mente.

Cuando hablamos de relajar cuerpo y mente, no se imaginen una estancia en un spa por unos días en donde te desconectas y puedes poner un stop en medio de todo del día a día o un retiro espiritual en donde estar en continuo contacto con dios despeja el alma. ¡NO! El carnaval busca liberar toda atadura y es por eso que se ven muchas excentricidades.

¿Qué es el carnaval?

El carnaval es la fiesta celebrada el lunes y martes antes del Miércoles de Cenizas. En muchos países las celebraciones se realizan desde el viernes previo a estos días.

¿Cómo surgió el carnaval?

El origen puro de esta fiesta se desconoce, sin embargo hay varios elementos que podríamos tener en consideración. Se dice que la palabra carnaval surgió del latín: carnem-levare que significa dejar la carne a un lado; esto haría referencia a que durante la Cuaresma los católicos no podían consumir carne, la dejaban a un lado de sus vidas.  Asimismo, el uso de disfraces o máscaras es común en todas las regiones gracias a que la persona esconde su “yo” para permitirse hacer cualquier cosa que su cuerpo le pida.

Por otro lado se dice que el carnaval proviene de los romanos, en donde celebraban la fiesta al dios Baco (dios del vino y de las fiestas). En estas celebraciones el vino reinaba y se ofrecían a Baco orgías y competencias de bebida.

Soy católico, ¿puedo celebrar el carnaval?

Es necesario e importante enfatizar que la Iglesia no lo admite como celebración. Sin embargo es muy curioso que el carnaval es popular en países con tradiciones cristianas.¿Por qué? Porque el carnaval surgió para hacerle la contraparte a la Cuaresma.

Ahora, ¿puedes celebrarlo? Participar de las tradiciones de tu ciudad o país no es un pecado… El problema se presenta cuando tu espíritu es de desenfreno y liberación. “Voy a tomar todo el alcohol que no tomaré en Cuaresma”, “drogas, fiesta, todo lo que puedas antes del sacrificio…” Este tipo de actitudes son las que la Iglesia ve con desprecio. ¿Por qué? Pues porque de nada sirve que vivas “la locura” en carnaval para después enderezarte en Cuaresma. Te pongo un ejemplo… de nada sirve que trates mal a tu mamá todo el año, porque el día de la madre te vas a portar como el mejor hijo del mundo… Tampoco vale que no estudies durante todo el año académico porque sabes que al final pasarás tus exámenes. Esto sería adoptar una postura mediocre, y la Iglesia – Dios mismo – busca sacar la mejor versión de ti.

¿Tengo que quedarme encerrado en mi casa?

¡Para nada! Puedes utilizar esos días para irte de paseo con tus amigos o familia pero también ¡cuanto no agradaría a Dios el que con tus pensamientos y acciones pudieras reparar todo el mal que se hace en el mundo!

Recuerda que toda fiesta tiene una razón de ser y que qué mejor que estar informados para vivirla según nuestras creencias.

¿Ya conoces nuestra sección de Ask? Si tienes dudas sobre la fe, envíanos tu pregunta a través de este botón.

Survey


¿Qué tan seguido rezas el Rosario?

Francisco Says

¿El Papa de las redes?

¿Quieres estar al día con todo lo que el Papa Francisco dice y publica a través de sus redes? ¡Síguelo […]