¿Dios habla o tengo que aprender a escuchar el silencio?

Quisiera saber cómo puedo discernir cuando una respuesta de la vida diaria proviene del Señor, ¿cómo es que Él habla? ¿Cómo sé cuando está respondiendo a mi oración y cuando yo estoy intentando buscar una respuesta incluso cuando de momento Él sigue trabajando en ella?