¿Por qué San Joaquín y Santa Ana (padres de María) son santos?

Sabemos que para que una persona sea canonizada tiene que haber aceptado a Jesucristo en su vida, practicar la fe católica y vivir en las virtudes propias. Asimismo, haber realizado algún milagro confirmado. Por tradición conocemos que los padres de María fueron: Joaquín y Ana, a quienes hoy en día conocemos como santos. ¿Por qué? - No se conoce nada de sus vidas - Murieron sin el bautismo - No aceptaron a Jesús como el Mesías.