¿Cómo era la familia en la que Jesús creció?

La suya era realmente una vida ordinaria, rodeados de familiares, amigos y vecinos, inmersa en las dinámicas de un pueblo chiquito.