¿Podría un sacerdote o consagrada ser homosexual y vivir su rol y vida con Cristo con normalidad?

Si un sacerdote o consagrada, se reconoce asi mismo como homosexual ¿Podría vivir en gracia? ¿Podría seguir su función en la iglesia o comunidad?