¿Qué es el desierto espiritual y cómo lo puedo afrontar?

Muchas veces simplemente estamos experimentando una sequía espiritual; que puede venir dada porque nuestra fe está madurando o por permisión de Dios.