Eminem estrenó su nueva canción, “Walk on Water” en los MTV EMA 2017.

Eminem, un emblema del hip-hop acaba de sacar una canción bastante humilde, profunda e incluso se podría decir… cristiana. El video de música salió el diciembre pasado, aquí te lo dejamos:

Como siempre Eminem a le gusta dejar mensajes escondidos en sus canciones y videos. Parece que abre su corazón a sus fans y a todo el mundo que quiera escuchar. Deja mucho que se podría reflexionar pero aquí les dejo 3 cosas que podemos aprender de este rapero que en un momento se autonombró: “Rap-God”:

La fama no dura para siempre

El video de música empieza con Eminem solo en frente de un micrófono. Durante todo el video de música, Eminem está profundamente solo. Beyoncé quien es la que canta el refrán nunca sale en el video. Eminem ha llegado a un punto en el que ya es difícil superar lo que ha hecho y él mismo lo dice:

The crowds are gone
And it’s time to wash out the blonde
Sales decline, the curtain’s drawn
They’re closin’ the set, I’m still pokin’ my head from out behind
And everyone who has doubt, remind
Now take your best rhyme, outdo it, now do it a thousand times
Now let ’em tell ya the world no longer cares
Or gives a fuck about your rhymes
And as I grow outta site, outta mind, I might go outta mine.

Que se quite el tinte rubio para él es decir que ya no tiene la fama que tenía antes. Y, eso cualquiera lo puede aceptar. Es una situación por la que pasan las personas que han adquirido una fama excesiva. Después de varios años son olvidados e incluso rechazados porque ya pasaron de moda y ya no generan dinero. Se desesperan, no encuentran sentido a sus vidas.

En el video de música se ve que la salvación, la única fuente de luz para Eminem es el escenario, su micrófono, vivir su música.

Aunque casi siempre parece enojado en sus canciones, en esta se nota una desesperación y un descontento que se perciben con las últimas líneas de la canción:

‘Cause I’m just a man
But as long as I got a mic, I’m godlike
So me and you are not alike
B*tch, I wrote “Stan”

Quiso terminar la canción con un tono desafiante a sus fans, que recuerden qué ha hecho. El escribió Stan, él con un micrófono es como un dios. Él no es como tú… lo cual contradice casi toda la canción.

Yo entiendo esta última parte como que por un lado acepta que ya no tiene la fama, ni hace las mismas canciones que antes, pero por otro lado no quiere dejar su pedestal y entra la soberbia que le hace recordar con melancolía lo que ha hecho. Y, al final del video de música destapa una estatua muy alta que está sobre un lago congelado pero nunca se ve quién es.

Queda perfecto que sea él por la dicotomía que está viviendo de estar solo pero de tener un gran pasado. Solo porque está en medio de un lago congelado y nadie lo puede ver, y a la vez con un gran pasado porque esa estatua se podría decir que se la dedicaron los millones de fans que lo amaron.

Esto me hace pensar que esta gente famosa debe de ser valorada, tomada en cuenta, amada por quién es y no por lo que hace.

La presión que sienten los famosos

Lo primero que canta Eminem es:


Why are expectations so high? Is it the bar I set?
My arms, I stretch, but I can’t reach
A far cry from it, or it’s in my grasp, but as
Soon as I grab, squeeze
I lose my grip like the flying trapeze
Into the dark I plummet, now the sky’s blackening

Es verdad que un artista no podría ser famoso, ni rico sin sus fans. Pero, muchos artistas llegan a poner su valor como personas basándose en la aprobación general de sus fans, lo cual los pone en mucha tensión y presión por mostrar que sí pueden seguir inspirando y dando a los fans lo que quieren.

La escena de los varios “Eminems” escribiendo desesperadamente versos testimonia esto. Uno se puede imaginar a los artistas trabajando noche y día para seguir siendo famosos, para seguir dando gusto a sus fans. Incluso se puede pensar en cuántos amigos verdaderos pueden tener, con tanta gente tratando de beneficiarse de las “estrellas” muchas veces desconfían y brillan por su soledad.

Buscan ser perfectos para dar gusto a todos pero se descubren igual de frágiles que cualquier ser humano:

It’s true, I’m a Rubik’s- a beautiful mess
At times juvenile, yes, I goof and I jest
A flawed human, I guess
But I’m doin’ my best to not ruin your expectations…

Por eso, desgraciadamente, no sorprende que muchos artistas recurran a drogas para escapar del estrés, la falsedad de sus vidas o del trauma de que ya no son valorados.

Son humanos como nosotros… no semi-dioses

El Papa Francisco dijo en una entrevista que de las cosas que más extraña antes de ser Papa  es el poder ir a comer una pizza a un local callejero. No puede salir a la calle sin causar caos, multitud de gentes… y periodistas.  La gente famosa parece que viven películas en vez de una vida ordinaria. Películas porque todo es perfecto, bonito, y sobre todo irreal.

Sus viajes, sus coches, sus casas pero también sus relaciones, sus familias, en resumen sus vidas. Obviamente no todos, pero es la tendencia general con el status que les da la sociedad.

Basta ver la gente que se forma 5 horas para recibir un autógrafo o tomarse una foto, o las caras de las fans cuando ven a Bruno Mars, o incluso el influjo que tienen los famosos en los nombres de un hijo, en el corte de pelo o en la misma forma de ser. No tiene nada de malo admirar a alguien o tener un modelo a seguir pero cuando la admiración se convierte en idolatría o incluso adoración llega a ser muy peligroso para uno mismo y también para la “estrella”.

Como dice el “post-chorus”:

‘Cause  I’m only human, just like you
Making my mistakes, oh if you only knew
I don’t think you should believe in me the way that you do
Cause I’m terrified to let you down.

La orientación fundamental de tu vida nunca debe de ser una persona mortal, frágil y que te puede decepcionar (porque somos buenos para esto último), sino únicamente Dios. Es bueno y necesario tener modelos humanos para el fútbol (Messi), para la familia (tu papá), para la santidad (los santos son exactamente esto), para toda la vida.

Lo dice Eminem:

Kids look to me as a god, this is retarded
If only they knew, it’s a façade and it´s exhaustive.

Pero la clave de toda la canción la canta Beyonce al final de la última estrofa del refrán:

‘Cause Im only human, just like you
I’ve been making my mistakes, oh if you only knew
I don’t think you should believe in me the way that you do
‘Cause I’m terrified to let you down

“If I walked on water I would drown”

Eminem se presenta como un ser humano,, como cualquier otro que si camina sobre el agua se ahogaría. Parece ser que nos quieren decir que son tal cual como nosotros, que comen, lloran, ríen, aman, pecan…  se levantan con la misma cara de sábado por la mañana como cualquier otra persona. No son dioses… no son Jesús. Y por tanto qué tan diferente debemos de tratar a Jesús, que sí camina sobre las aguas…

Por tanto no tratemos a las celebridades como semi-dioses y a Dios como un cualquiera. Parece que Eminem y Beyonce con esta canción, “Walk on Water” nos invitan a tratar los “semi-dioses” como gente normal y a un aparente pedacito de pan (Jesús) como el verdadero Dios.

 

¿Ya conoces nuestra sección de Ask? Si tienes dudas sobre la fe, envíanos tu pregunta a través de este botón.

Survey


¿Qué tan seguido rezas el Rosario?

Francisco Says

La contraseña de vida

  El Papa Francisco se encontró esta tarde con miles de jóvenes, a quienes les propuso guardar una especial contraseña […]