¿Cuántas veces hemos escuchado esto? “Soy católico, pero no practicante…” o peor aún. ¿Eres católico? “s픿Practicante? “…”

¿Qué hace que entres el el grupo de los “católicos light” o en el grupo de los “practicantes intensos”? Pues en realidad, no debería existir diferencia. Ser católico es una firma que viene impresa en tu corazón desde el bautismo, es como si te preguntaran: ¿Eres argentino? “Sí” ¿De los argentinos de Argentina? “Pues sí…”

Si lo quieres de una forma diferente, es como si pidieras una hamburguesa sin carne, para eso pide un sandwich… o si pidieras un taco sin tortilla, para eso sírvete un plato de carne con ensalada.

 

¿Qué te hace católico?

En principio te hace católico el Bautismo. Gracias a este sacramento comenzamos a formar parte de la Iglesia Universal, la católica. El día de nuestro Bautismo nacemos a la vida con Cristo y se nos entregan las virtudes teologales (fe, esperanza y caridad) como herramientas para alcanzar la santidad.

 

¿Puedo ser católico sin estar bautizado? O ¿Puedo estar bautizado y no ser católico?

Dentro de las iglesias cristianas existen diferentes ritos de bautismo. Sin embargo, para ser parte de la Iglesia fundada por Jesucristo debes haberte bautizado.

¿Qué pasa si me bautizaron de pequeño y ya no quiero ser católico? Siempre serás parte de la Iglesia, esta no es un club del que te afilias y desafilias así no más. Se trata de algo más profundo… sin embargo, puedes dejar de vivir como católico y reconocerte ateo, agnóstico, budista, protector de animales… ¡Lo que quieras! Pero en tu corazón siempre estará impresa un huella indeleble.

 

¡No existe lo light!

Como parte de esta gran familia llamada la Iglesia, todos estamos llamados a vivir lo mismo. Es decir, vivir los 10 mandamientos de la Ley de Dios y los 5 mandamientos de la Iglesia. No sólo los “practicantes” deben ir los domingos a misa, todos los católicos bautizados deberíamos asistir con frecuencia. Incluso cuando revisamos los mandamientos pensamos que para Dios son más importantes unos que otros y no es así. Es decir, no matarás es igual de importante que amar a Dios sobre todas las cosas.

10 mandamientos de la Ley de Dios:

  • Amarás a Dios sobre todas las cosas
  • No tomarás el nombre de Dios en vano
  • Santificarás las fiestas
  • Honrarás a tu padre y a tu madre
  • No matarás
  • No cometerás actos impuros
  • No robarás
  • No dirás falso testimonio ni mentirás
  • No consentirás pensamientos ni deseos impuros
  • No codiciarás los bienes ajenos

Dicen que los mandamientos no tiene un orden de importancia, pero si así fuera, Santificar las fiestas (el que corresponde a ir a misa los domingos) está por encima de muchos otros.

 

¿Solo yendo a misa, soy practicante?

¡Recuerda! Ir a misa los domingos responde a un mandamiento y quedan otros 9. Sin embargo, no lo veas como una carga o un fastidio. La misa es un regalo hermoso y en la manera que vamos aprendiendo a vivirla y a entenderla, comenzamos a disfrutarla más.  

Existen otras prácticas que te diferenciarán de los “light”; por ejemplo: rezar un ratito cada día, abrir la Biblia de vez en cuando, participar de alguna actividad en tu parroquia o de acción social, invitar a otros a actividades religiosas, resolver tus dudas con el Catecismo de la Iglesia Católica…confesarte con frecuencia.

Si tal vez te consideras “light” pero tienes la intención de comenzar a vivir como un católico, al principio todo te parecerá muy extraño y muchas de las cosas te serán difíciles de seguir, pero ¡confía! Poco a poco irás entendiendo todo esto de ser practicante.

 

Sabías que…

También existen 5 mandamientos de la Iglesia que debemos cumplir y muchas veces nos olvidamos de ellos. Estos surgieron mucho después que los Mandamientos de la Ley de Dios, pero son lo mínimo indispensable para ser un católico como Dios manda. Estos son:

  • Oír misa entera todos los domingos y fiestas de guardar
  • Confesar los pecados mortales al menos una vez cada año, en peligro de muerte, y si se ha de comulgar
  • Comulgar al menos por Pascua de Resurrección
  • Ayunar y abstenerse de comer carne cuando lo manda la Santa Madre Iglesia
  • Ayudar a la Iglesia en sus necesidades

¿Light o practicante?

En conclusión, como bautizados estamos llamados a ser católicos practicantes, de verdad verdad. Si cuando hacemos algo nos gusta ser los mejores, seamos los mejores en la fe, seamos santos. Ese es el llamado que nos hace la Iglesia a cada uno de sus hijos, en la medida que vivamos de manera más coherente de nuestra fe nos haremos notar más entre nuestros amigos y familiares; y solo así poco a poco haremos de este mundo un mejor lugar.

¿Ya conoces nuestra sección de Ask? Si tienes dudas sobre la fe, envíanos tu pregunta a través de este botón.

Survey


¿Qué tan seguido rezas el Rosario?

Francisco Says

El Papa Francisco comparte que fue lo que más tocó su corazón en Colombia

Al concluir su viaje a Colombia, el Papa Francisco contó a los periodistas aquello que más tocó su corazón en […]