¿Has pensado alguna vez si tuvieras solo 4 ó 5 colores para usar, cuáles serían?  Para aquellos que son prácticos, sentirían que la vida se les simplifica. Pero para la mayoría de las personas esto sería un caos… ¡y qué decir de lo que pasaría con las mujeres! ¡Enloqueceríamos! Hasta la más práctica de ellas…

Nuestra vestimenta no se resume a unos pocos colores porque no tienen un significado. La gente no nos ve en la calle y piensa: ¡va de rojo, está celebrando su aniversario! Sin embargo, está claro que los colores con los que nos vestimos pueden ser reflejo de nuestro ánimo e incluso de expresiones culturales.

¿Qué sucede con los sacerdotes?

Si somos de aquellos que se fijan un poco, podremos habernos dado cuenta que el padre al celebrar la misa no siempre utiliza el mismo color de ropa. Algunas veces está de blanco, otras de verde e incluso algunos podríamos haber visto a un padre vestido de rosa.

¿Por qué el padre se cambia de color de ropa? ¿Lo hace a su antojo? ¿Busca reflejar su estado de ánimo o lo hace según la cultura de cada país?

Resulta que dependiendo del color que este lleve, hace referencia al tiempo litúrgico que está viviendo. Es decir, según lo que celebra la Iglesia existe un color.

Muchos pensarán… “es decir que si cada día se celebra algo el padre puede usar muchos muchos colores durante el año.” Pues las celebraciones de la Iglesia están organizadas en el Calendario Litúrgico y este está dividido en grandes bloques de tiempo, donde cada uno posee un color que lo identifica.

¿Qué colores puede utilizar y cuál es su significado?

Aquí haremos una explicación breve de cada uno de los colores, su significado y el tiempo en donde el sacerdote puede utilizarlo.

Casulla-Verde-Morada-Sacerdote

Verde:

El verde es el color utilizado durante el Tiempo Ordinario. Este color hace referencia a la esperanza de la venida de Jesús al mundo y su misión salvífica.

Morado:

Este color se utiliza durante Cuaresma (40 días antes de la Semana Santa) y el Adviento (4 semanas antes de Navidad), que son dos fechas importantes para los católicos ya que resumen nuestra fe. Este color simboliza la penitencia, el arrepentimiento y la profunda preparación antes de fechas tan importantes. Asimismo, es posible que hayas visto que cuando un sacerdote va a confesar a alguien se pone una estola (banda de tela que coloca encima de hombros y cuello) de color morado. Esta hace referencia a la penitencia debida por nuestros pecados.

Blanco:

En Navidad, Pascua, fiestas de santos y fechas especiales, el sacerdote viste de blanco durante las celebraciones litúrgicas. Este color simboliza la alegría, la pureza y la paz características de cada una de las celebraciones. De ser una ocasión especial, – Domingo de Resurrección, la celebración de un patrón, etc… – el sacerdote puede sustituir el blanco por dorado o plateado.

Rojo:

Simboliza la sangre derramada por Cristo, mártires o la fuerza del Espíritu Santo. El sacerdote lo utiliza en las fiestas que hacen referencia a la Pasión de Jesús (Domingo de Ramos y Viernes Santo), también en las fiestas que hacen referencia al Espíritu Santo (Pentecostés) y en los días cuando se recuerda la memoria de algún mártir de la Iglesia.

Azul:

El color azul caracteriza la pureza y en la Iglesia Católica hace referencia a la Santísima Virgen. El privilegio de los sacerdotes de utilizar este color en sus ornamentos sólo lo poseía los sacerdotes en España, luego transferido a todos los países de habla hispana, y sólo podía utilizarse en el día de la Inmaculada Concepción. Sin embargo, hoy en día en todo el mundo los sacerdotes en las fiestas marianas (fiestas dedicadas a la Virgen María) utilizan ornamentos azules.

Rosa:

Este color simboliza la “relajación” de la penitencia y se utiliza en la misa de Gaudete (tercer domingo de Adviento) y en el Laetare (tercer domingo de Cuaresma). Cuando hacemos referencia a que este color es una relajación de la penitencia, quiere decir que en medio de un tiempo en donde los católicos estamos llamados a la oración y al sacrifico como medios de preparación para grandes festividades; la liturgia nos regala un día de gozo. Habla de alegría, pero una alegría efímera porque se encuentra en medio de la penitencia. No es un color muy utilizado por los sacerdotes, ni es obligatorio.

Después ver el significado de cada color, podemos entender que no son meramente un formalismo litúrgico, capricho de la Iglesia o un reflejo del estado de ánimo del padre. Sino un reflejo de lo que creemos, vivimos y predicamos.

Ojalá puedas irte fijando en las misas que asistas de qué color está revestido el padre y puedas asociar su significado no solo con el tiempo litúrgico que se está viviendo, sino con las lecturas escuchadas.

¿Ya conoces nuestra sección de Ask? Si tienes dudas sobre la fe, envíanos tu pregunta a través de este botón.

Survey


¿Qué tan seguido rezas el Rosario?

Francisco Says

El Papa Francisco comparte que fue lo que más tocó su corazón en Colombia

Al concluir su viaje a Colombia, el Papa Francisco contó a los periodistas aquello que más tocó su corazón en […]